Carlos Enrique Pellegrini

Pintor de escenas argentinas.

En 1859 llega a Bahía Blanca el ingeniero Carlos Enrique Pellegrini, conocido como pintor de escenas argentinas y padre del político que llegaría a ser figura arquetípica de la Generación del 80. Viene al frente de una Comisión Exploradora que manda el gobierno y levantará un plano de la ciudad, delineando sus futuras calles. Algunos cuadros suyos testimonian su paso por la zona. Y formulará esta profecía respecto al caserío que fuera tema para dichas telas:

.Org

"No obstante óigase un vaticinio: este pueblo infeliz, azotado por la arena que levantan los rebaños acorralados en su seno, real y rigurosamente carcomido en su base, con su atmósfera y su cintura de salitrales, antes de cien años será una ciudad floreciente, nítida como el cristal que baja de sus sierras, de donde se sacará el mármol de sus veredas, el jaspe de sus edificios; una ciudad que regarán fuentes naturales, que rodearán pintorescas villas a lo largo del romántico Napostá; un puerto de condiciones inmejorables, el primero de la República Argentina."

"No obstante óigase un vaticinio: este pueblo infeliz, azotado por la arena que levantan los rebaños acorralados en su seno, real y rigurosamente carcomido en su base, con su atmósfera y su cintura de salitrales, antes de cien años será una ciudad floreciente, nítida como el cristal que baja de sus sierras, de donde se sacará el mármol de sus veredas, el jaspe de sus edificios; una ciudad que regarán fuentes naturales, que rodearán pintorescas villas a lo largo del romántico Napostá; un puerto de condiciones inmejorables, el primero de la República Argentina."